MADRE DENUNCIA A SU HIJA Y SUS NIETOS DE PEGARLA PARA QUITARLE SU CASA

 “No quiero verle mis últimos años yo no quiero vivir con ella”, suplica la señora que fue a sentar la denuncia a la Defensoría del Pueblo, pues recibe constante golpes de su hija y sus nietos, además del robo de su renta dignidad.

Su nombre es Irma Arandia (73 años), vive en la cuidad de Oruro y asegura que ella junto a su esposo, les dieron a cada uno de sus tres hijos una vivienda para que ellos puedan habitarla, pero en los últimos años recibió malos tratos de la última de sus hijas, Glika García Arandia (50 años), motivo por el cual falleció su esposo, por un paro cardiaco repentino.

La adulta mayor denuncia no solo que recibe maltrato psicológico, sino que también maltrato físico y el robo de su renta dignidad por parte de sus nietos.

Andate de aquí, tomate raticida me han dicho”, señala Irma, que ahora vive un calvario de sus propios hijos, pues se siente desamparada y viviendo en el mismo lugar que su agresora, su propia hija.

Pide a las autoridades que puedan desalojar a su hija porque ella quiere vivir sus últimos años en paz y tranquila, “me quiere pegar, pero porque soy un poco fuerte me he podido defender”, cuenta y solicita ayuda para poder “vivir en paz”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *